Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 5 marzo 2009

Cegados por la presencia de las vacas gordas nadie nos atrevíamos a ver mas allá y pensar que los excesos que estábamos cometiendo a base de endeudarse al 110%, prestar dinero sin diligencia nos iban a pasar factura y volverse en nuestra contra llevándonos hasta la actual crisis financiera mundial.

 

El pistoletazo de salida lo dio el crash de Lehman Brothers, uno de los principales bancos de inversión de EE.UU. Hasta ese momento los Gobiernos se habían mostrado reticentes a intervenir en los mercados de capital, porque argumentaban que la libre fluctuación de capital reorganizaría los mercados, pero no contaron con la avaricia, codicia y afán de riqueza de los directivos de la propia Lehman, Lloyds, Citi, RBS, entre otras, que aún siendo gigantes financieros de reconocido prestigio, fueron mal gestionados y quebraron o estuvieron al borde de la quiebra de no ser por la intervención de los Estados.

 

Inicialmente, los Estados decidieron utilizar el dinero de los contribuyentes para prestar, lo cual es un premio por la mala gestión, y sin condiciones, es decir, no se tomaron represalias contra los directivos que habían llevado casi a la bancarrota a las grandes entidades financieras.

 

Estas primeras aportaciones iban dirigidas a mejorar la liquidez de los bancos y a que las entidades bancarias abrieran el grifo y volvieran a conceder créditos. Pero la concesión de créditos no aumentó, argumentado: “no se pueden conceder créditos de manera irresponsable”, palabras del mismísimo presidente de BSCH… A buenas horas mangas verdes.

 

Estas aportaciones de dinero no fueron suficientes y parece que la crisis financiera no tiene síntomas de mejora, por lo que nos preguntamos: ¿Cuándo acabará las crisis?crisis1

 

Pues bien, no se puede responder a esta pregunta pero lo que sí se puede decir es que quizás solo se esté viendo la punta del iceberg!!!!!

 

Hasta ahora parecía que el sistema financiero español era sólido y podía superar la crisis financiera con cierta garantía, ya que el Estado no había tenido que salvar a ninguna entidad puesto que parecían sanas. Estas últimas semanas hemos visto los primeros síntomas de debilidad en las cajas, un ejemplo es la ya acordada fusión por absorción de CCM por parte de Unicaja.

 

Llegado a este punto, los problemas de liquidez pasaban a un segundo plano para empezar a centrarnos en los problemas de solvencia de las entidades financieras españolas. En enero de este año, y por primera vez desde que empezó la crisis financiera, se ha duplicado la morosidad que tenía el sector de media en 2008. Este incremento no es fruto  de la casualidad. El paro deslumbró en 2008, todos los días en las portadas de los periódicos aparecía la misma noticia estrella: “ERE, ERE y más EREs”. El desempleo es la gran asignatura pendiente, puesto que el porcentaje de parados en España caso duplica al del resto de los países occidentales.

 

En España, con más casi cuatro millones de parados, y subiendo, endeudados al 110%, 800.000 familias con todos los miembros sin trabajo, ¿de qué vivirán?, ¿cómo pagarán sus deudas?…  Estos datos de paro son preocupantes, porque la destrucción de empleo ha sido muy rápida, pero la creación no lo será tanto y muchas personas paradas seguirán sin trabajo a medio plazo. Estas familias van a gastar los pocos ahorros que tengan en vivir y después en pagar sus deudas, hecho que ocasionará un brutal incremento de la morosidad, por lo que los bancos tendrán que provisionar estos impagos, aflorando las pérdidas en sus cuentas de resultados y  haciendo disminuir  peligrosamente su nivel de solvencia. En ese momento estaremos inmersos verdaderamente en la crisis con todo lo que ello conlleva.

 

Como siempre se ha dicho, el tiempo pone cada cosa en su sitio, pero lo que se tiene claro es que el Estado debe conseguir poner orden en este caos, por ejemplo colocando a los ciudadanos activos en el mercado laboral para tratar de mitigar los nefastos presagios de la crisis.

 

 

Anuncios

Read Full Post »